El caso Lula da Silva. Carta de los juristas a la presidenta del Tribunal Supremo Federal de Brasil

lulaUn grupo de juristas significados en el ámbito internacional ha enviado a la presidenta del Tribunal Supremo Federal de Brasil, sra. Carmen Lúcia Antunes, la siguiente carta en relación con la situación del ex presidente Luiz Inácio “Lula” da Silva, condenado por un delito no tipificado y no probado a la pena de doce años y un mes, con el único fin de apartarlo de una carrera presidencial en la que tiene fundadas expectativas de victoria. Una copia de la misma carta ha sido remitida también a todos los magistrados del mismo Tribunal Supremo Federal, a los presidentes de los gobiernos de Portugal y España, y al presidente de la República Francesa.

[Para más información sobre la situación de Lula, ver http://pasosalaizquierda.com/?p=3675]

 Tenemos el honor de escribirle, en nuestra condición de juristas de culturas y de países diversos, a fin de transmitirle nuestra preocupación frente a las que entendemos como irregularidades graves que afectan a la instrucción policial y al proceso judicial que ha conducido a la condena reciente del señor Luiz Inácio Lula da Silva a una pena de doce años y un mes de prisión. Más recientemente, nuestra preocupación ha aumentado frente a la aparición de obstáculos que nos parece han sido generados con el objeto de impedir su liberación.

Enviamos este mensaje a Su Excelencia desde nuestra convicción, formada sobre la base de diversas fuentes debidamente contrastadas, que nos permite confirmar las informaciones que aquí le transmitimos.

Los hechos son los siguientes:

─        La divulgación por la prensa de elementos de la instrucción realizada por el señor juez Sérgio Moro, como por ejemplo la grabación de una conversación telefónica entre la señora Dilma Rousseff, entonces Presidenta de la República, y el señor Luiz Inácio Lula da Silva.

─        Las condiciones criticables en las que fue anulada, tras la presentación de un “habeas corpus”, la decisión del señor Magistrado Rogerio Favreto, del TF 4, que decidió la liberación del señor Luiz Inácio Lula da Silva. Entendemos que la anulación de dicha orden ha sido consecuencia de una intervención, ilegal y al margen de cualquier marco procesal, proveniente del señor juez Sérgio Moro.

─       El carácter precipitado, desleal y parcial del proceso que determinó la reclusión del señor Luiz Inácio Lula da Silva, llevado a cabo en unos plazos insólitos en comparación con la tramitación de otros procesos del mismo tipo material y formal en Brasil.

Querríamos transmitirle nuestra preocupación, también tras haber consultado diversas fuentes, sobre los graves perjuicios del derecho a la defensa del señor Luiz Inácio Lula da Silva, manifestados en particular en la interceptación telefónica de sus abogados, hecho que deja en el aire dudas consistentes sobre el carácter imparcial del referido proceso.

Entendemos que estas irregularidades y anomalías, Excelencia, no son ajenas a una presión mediática muy fuerte alimentada por el juego de ambiciones corporativas y personales.

No somos los únicos en pensar que Brasil tiene responsabilidades políticas importantes, en función del lugar esencial que ocupa en la comunidad internacional.  Nos parece, por tanto, más legítimo aún expresar estas preocupaciones en un momento en que el mundo pasa por un período perturbador y caótico que puede volverse extremadamente peligroso.

El objetivo de las personas que firman este documento no es el de pronunciarse sobre la inocencia o la culpabilidad del señor Luiz Inácio Lula da silva, sino el de manifestar el aprecio total  que tenemos – como lo tiene Su Excelencia – respecto de los derechos fundamentales consagrados en la Constitución del país, el respeto a sus leyes y a sus compromisos internacionales. Todo ello nos permite compartir con Su Excelencia la preocupación frente a estas irregularidades, que entendemos muy graves.

La situación normal y la importancia de Brasil refuerza nuestra voluntad de defender, por tanto, el respeto pleno del principio de legalidad, con rigor y con independencia.

Apelamos a su alta conciencia de Magistrada más eminente de Brasil, para garantizar – y sabemos que esto también es una exigencia de su formación – el respeto de todos los principios que rigen el Estado de Derecho Democrático, en el marco del examen del proceso relativo al señor Luiz Inácio Lula da Silva. La postura que expresamos persigue preservar este proceso de todas las estrategias que pretendieran servir a cualquier tipo de ambiciones políticas fuera de los marcos fijados por la legalidad.

Nos sentiremos muy honrados de encontrarla, si Su Excelencia está dispuesta a recibirnos.

Enviamos a Su Excelencia la expresión de nuestra consideración más distinguida

 

Firman el documento los siguientes juristas: Baltasar Garzón, jurista español que mandó detener al dictador de Chile Augusto Pinochet en 1998, William Bourdon, abogado en París y fundador de la Asociación de Defensa de las Víctimas de Delitos Económicos (Sherfa), Mireille Delmas-Marty, profesora en el Collège de France, Luigi Ferrajoli, profesor emérito de la Universidad de Roma, Emilio García Mendez, jurista y profesor de psicología de la Universidad de Buenos Aires, Henri Leclerc, abogado licenciado en París, Wolfgang Kaleck, abogado licenciado en Berlín y secretario general del Centro Europeo por los Derechos Constitucionales y Derechos Humanos (ECCHR); Louis Joinet, magistrado y ex presidente del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria y de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, y Jean Pierre Mignard, abogado licenciado en París.